Santa Ema > Noticias > Empanada de Pino

Empanada de Pino

La empanada apareció en Chile, cuando aún don Pedro de Valdivia no terminaba de poblarnos. Con el correr del tiempo se transformo en una comida criolla, horneada o frita en grasa rellena de “Pirru”, vocablo indígena que llamo así al picadillo de carne, huevo, pasas, cebollas, color, ají.

Preparen este 18 sus ricas empandas para disfrutar con un vino tinto de Viña Santa Ema.

Ingredientes:

Relleno:
– 1 kilo de posta (o cualquier carne) picada en cubos pequeños
– 2 cucharadas de mantequilla,
– aceite de oliva,
– 3 cebollas picadas,
– 1 cucharadita de comino,
– 1 cucharadita de ají de color,
– 1 cucharadita de orégano,
– sal,
– pimienta,
– 1 huevos duros,
– aceitunas,
– 1 yema.

Para la masa:
– 6 tazas de harina,
– 2 tazas de agua (aprox),
– 2 cucharaditas de sal,
– 2 cucharaditas de manteca.

Preparación:
Tiempo de elaboración: 1 hora 30 minutos, sin contar el reposo del pino.
1.- Preparar el pino con un día de anticipación. En una sartén grande agregar la mantequilla y un buen chorro de aceite de oliva. Añadir la cebolla picada y comenzar a sofreír a fuego medio alto. Cuando esté cambiando de color, condimentar con el comino, ají, orégano, sal y pimienta. Apagar y reservar. Para aquellos que tienen aprensiones con la cebolla pueden amortiguarla con agua hirviendo y un poco de sal por diez minutos antes de poner al fuego. En otra sartén agregar un chorrito de aceite de oliva y empezar a dorar la carne en tandas. No debe hacerse toda de una sola vez, ya que suelta mucho jugo y se termina cociendo en el caldo. Cuando ya hemos dorado toda la carne la mezclamos con la cebolla y el juguito que soltó durante la cocción. Refrigeramos hasta el día siguiente.

2.- Precalentar el horno a 180 grados.

3.- Para la masa calentar en una olla el agua con la sal, dejar hervir y agregar la manteca. Apagar el fuego y esperar que entibie. En una procesadora o a mano mezclar la salmuera con la harina hasta obtener una masa fácil de trabajar. Envolver en plástico y refrigerar como mínimo treinta minutos. Llevar el pino al congelador. Al hacerlo, este formará una ligera capa de hielo en la superficie, que hará que al armar las empanadas y llevarlas al horno, queden jugosas en el centro.

4.- Sacar la masa con el pino del refrigerador y empezar a armar las empanadas. Con la masa hacer pelotitas del tamaño de una mandarina, estirar bien hasta que tenga tras milímetros de espesor, cortar los bordes y en la mitad poner dos cucharadas de pino, un trozo de huevo duro y una aceituna. Mojar los bordes con agua, pegar y darle forma a la empanada. Repetir hasta agotar todos los ingredientes. Poner en una lata en el horno. Pintar con yema de huevo disuelta en un poco de agua y hornear por veinte minutos hasta que estén doradas.

Volver

Compartir: